Reunificación de deudas y sus costes

Nuevamente volvemos a acercaros a la problemática de la reunificación de deudas con este artículo que actualiza los ya anteriormente publicados y que esperamos que sea de vuestro interés.

Expondremos las ventajas de la reunificación, inconvenientes y su coste.

La reunificación de deudas, a grandes rasgos, consiste en agrupar todas las deudas de un cliente en un único producto financiero.

No se trata de un fenómeno nuevo, pero sí bastante desconocido y de cierto riesgo.

El excesivo endeudamiento de las familias españolas ha impulsado la proliferación de todo tipo de empresas que ofrecen soluciones para aquellos que no consiguen llegar a fin de mes.

Se trata de un mercado, con sus luces y sus sombras, que conviene conocer bien para evitar sorpresas.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Consiste en la unificación de todas las deudas pendientes contratadas en un solo producto.

De esta manera, en lugar de estar pagando diferentes cuotas (hipoteca+ tarjeta de crédito +letra del coche+préstamos personales…) se pasa a una sola cuota.

En principio con una mensualidad se podría entender que minoraríamos la cuantía a abonar mensualmente por nuestros créditos. Esta reducción de la cantidad de los pagos mensuales se “compensa” en la mayoría de las ocasiones con una ampliación de los plazos de amortización y la obtención de un tipo de interés más bajo.

Es resumen, supone una facilidad de pago y un aumento del dinero disponible, pero a la larga estaremos pagando mucho más.

¿Dónde realizar la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas se puede realizar:

  • En la misma entidad financiera donde tenemos la mayor deuda acumulada por préstamos u otros créditos, así aunaremos todo en un solo contrato financiero.
  • En una segunda entidad financiera, con frecuencia especializada en este tipo de productos, que suele ser lo más habitual.

A continuación, os presentamos los pros y los contras.

Ventajas de la reunificación

Pasamos de pagar varias cuotas a una sola, por lo que ya no tendremos que estar pendientes de pagar distintas cuotas y calcular cuánto nos queda disponible al mes, sino que abonaremos nuestra deuda reunificada en una única cuota y cuantía.

Es posible que la cuota resultante sea inferior según hemos señalado anteriormente con los acuerdos conseguidos con la entidad financiadora.

Inconvenientes de la reunificación

Tener o haber tenido impagos y aparecer en los listados de morosidad, como podría ser Asnef, es un inconveniente a la hora de conseguir una reunificación de deudas.

Debes demostrar tener una buena situación económica para que se conceda la reunificación de deudas.

Costes de la reunificación de deudas

El primer gasto es la comisión por cancelación o amortización anticipada de los primitivos contratos bancarios.

El segundo, es que para unir nuestras deudas debemos formalizar la apertura de un nuevo producto bancario, con todos los gastos asociados que esto conlleva.

En caso de tratarse de un nuevo préstamo hipotecario conllevaría otros gastos como son los costes de tasación de la vivienda, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados o Registro de la Propiedad, entre otros.

Si la gestión de reunificación se realiza a través de una agencia mediadora, esta cobrará sus tarifas o comisiones.

Garantías adicionales de la reunificación de deudas

En este tipo de contratos se suele pedir las entidades garantías adicionales para la concesión de la reunificación de deudas.

Así que las entidades bancarias obligan a los solicitantes a presentar fiadores o avalistas que generalmente son familiares o amigos del deudor, implicándolos en el nuevo crédito.

Debes tener claro que el fiador o avalista solidario es igualmente responsable de la totalidad de la deuda del deudor principal en caso de incumplimiento y, por lo tanto, pone en riesgo su patrimonio.

Renuncia de los derechos del fiador y avalista

Cuando se firma el contrato bancario, un avalista, además de hacerlo de manera solidaria, renuncia a los siguientes derechos que le corresponden por ley:

a) Derecho de exclusión: es un derecho del fiador que obliga al acreedor a tener que embargar primeramente los bienes del deudor principal y posteriormente de no tener aquel patrimonio se procedería al embargo de sus bienes.

b) Derecho de orden: es un derecho del fiador que obliga al acreedor a exigir el pago de la deuda o la ejecución de las obligaciones incumplidas, en primera instancia al deudor principal y después a él.

c) Derecho de división: siendo varios los fiadores de un mismo deudor y por una misma deuda, la obligación de responder de ella se divide entre todos.

Por ello debes tener cuidado de incluir como fiador o avalista a tus amigos o familiares.

En caso de impago de una sola cuota, se le reclamará la totalidad de la deuda al fiador, incluso embargando cualquier bien o propiedad que tenga.

En este tipo de operaciones las entidades financieras suelen asegurarse su cobro con garantías desproporcionadas como la de hipotecar una vivienda de muy superior valor.

Las garantías reales proporcionan al acreedor una seguridad reforzada, ya que subordinan determinados bienes inmobiliarios al cumplimiento de la obligación de pago.

Esto ofrece a la entidad bancaria acreedora un derecho exclusivo para satisfacer su crédito con el importe obtenido por la dación, venta o subasta de la propiedad embargada.

Además, debes de tener mucho cuidado a la hora de la firma de estos contratos ya que generalmente las entidades incluyen entre sus cláusulas la de vencimiento anticipado. Esta cláusula permite dar por resuelto el contrato con el impago de una sola mensualidad.

Intereses y comisiones abusivas

Pueden introducirse intereses y comisiones abusivas dada la situación económica del solicitante ya que no todas las entidades están reguladas por el Banco de España.

Tipos de interés

Hay dos tipos de interés: intereses remuneratorios y de demora o moratorios.

Los intereses remuneratorios representan el precio que pagamos por recibir un dinero a préstamo.

Los intereses de demora o moratorios representan la indemnización que pagamos por retrasos en el abono de las cuotas del préstamo.

En el Banco de España aparecen publicados los tipos de interés de los distintos tipos de préstamos.

No obstante, muchas entidades los superan por lo que habrá que acudir la vía judicial para solicitar la devolución de lo pagado de más.

Igualmente se suelen incluir lo que se denomina cláusulas abusivas, como la comisión de apertura o estudio injustificado del contrato bancario, intereses usurarios, etc.

Finalmente, tendremos que contar con la evolución que tengan los tipos de interés en el futuro.

Teniendo en cuenta que el nuevo préstamo será a largo plazo, el consumidor debería tener presente el posible impacto en su cuota mensual de una subida de intereses como actualmente sucede en los préstamos hipotecarios.

Conclusión

En definitiva, los costes de la reunificación son elevados. Al final, el usuario va a pagar mucho más que lo que estaba pagando por los préstamos o créditos anteriores, aunque la menor cuota dé la impresión de lo contrario.

Se pactan unas nuevas condiciones, el préstamo tendrá un nuevo tipo de interés y un nuevo plazo de amortización, más largo para reducir así la cuota mensual a abonar que al final supone un incremento importante al momento de finalizar dicho crédito.

Normalmente, las entidades se aprovechan de estas circunstancias para aumentar el tipo de interés y, en consecuencia, al aumentar el periodo de amortización, aumenta el coste total del préstamo a su finalización.  

Por ello, conviene analizar todos los costes de la reunificación, así como el gasto final que resulte de haber prologando la amortización de nuestros préstamos.

Aspectos importantes a tener en cuenta:

Condiciones, costes y tipos de interés en la reunificación de deudas

Otros artículos

Encontraréis más información sobre reunificación en los siguientes artículos:

Reunificación de deudas con base hipotecaria – (solventatudeuda.com)

Reunificación y administración de deuda – Solventa Tu Deuda

Elige la mejor opción, elige Solventa Tu Deuda

Busca asesoría con un profesional que te aconseje y explique desde la transparencia y sinceridad como valores fundamentales en estos temas.

Elige la mejor opción para tu situación, elige Solventa Tu Deuda.