¿Qué es Crédito?

Un crédito es una cantidad de dinero, que se ofrece a un cliente, normalmente a un corto plazo para devolver, a cambio de un tipo de interés que puede ser fijo o variable.

 

Los créditos pueden ser solicitados con múltiples fines y, en base a estos objetivos y a las características propias de cada uno de ellos, podemos encontrar diferentes tipologías.

 

¿Quién concede los créditos?

 

Los créditos son concedidos en la mayoría de casos por entidades financieras. Lo pueden hacer de muy diversas formas.

 

Una de las más frecuentes es a través de tarjetas de crédito. Estas tarjetas permiten adquirir bienes de consumo o servicios, acumulando una cantidad de deuda que luego tiene que pagarse en varios plazos, normalmente en cuotas mensuales.

 

Los créditos también pueden ser concedidos por empresas especializadas en estas concesiones y que, normalmente, ofrecen lo que se conoce como microcréditos, a un interés más alto que el que impone una entidad financiera.

 

Como contrapartida, los requisitos para obtener dichos créditos son mucho más sencillos. Sin embargo, el mayor riesgo de impago existente, sirve de justificación a estas empresas para exigir tipos de interés mayores.

 

Problemas frecuentes con un crédito

 

El problema más común con respecto a un crédito es la acumulación excesiva de deuda, algo muy vinculado precisamente a las tarjetas de crédito.

 

En las deudas por una tarjeta de crédito, suele ser tanto un problema la cuota mensual a devolver, como también el interés que se cobra por ello, en ocasiones considerado excesivo.

 

Lo más recomendable es solicitar un crédito atendiendo a un plan de pagos organizado y realista; fijarse bien en que los tipos de interés se ajusten a criterios lógicos y no sean demasiado altos; y, finalmente, limitar la solicitud de estos servicios solo para situaciones en las que realmente se requieran.