¿Qué es Deuda tributaria?

La deuda tributaria es el importe que se debe ingresar, ya sea por la obligación tributaria principal o como consecuencia de las obligaciones por pagos a cuenta.

Es posible encontrar la definición legal de la deuda tributaria en la Ley General Tributaria, concretamente en su artículo 58.1.

Problemas frecuentes de la deuda tributaria

El principal problema relacionado con la deuda tributaria es el impago. Cuando una persona no está al día de sus deudas con la Agencia Tributaria, Hacienda puede iniciar el proceso de solicitud del pago, así como de intereses de demora relacionados como los recargos por declaración.

El ciudadano tiene un periodo voluntario en el que realizar el pago. Si, tras la finalización del plazo, la deuda no ha sido satisfecha, comienzan los plazos de devolución con intereses.

Estos plazos son los siguientes:

  • 3 primeros meses – Interés de demora del 5%
  • 3 meses siguientes – Interés de demora del 10%
  • 6 meses siguientes – Interés de demora del 15%
  • A partir de los 12 meses – Interés de demora del 20%

El periodo ejecutivo representa todo aquél en el que Hacienda puede iniciar acciones contra el patrimonio del deudor, con el fin de garantizar el pago de la deuda tributaria.

Además del pago correspondiente, el ciudadano puede también solicitar la condonación de estas deudas, para lo que es recomendable el asesoramiento de abogados especializados o esperar la prescripción a los 4 años, si bien hasta entonces Hacienda puede ejecutar acciones directas contra su patrimonio o bienes.