¿Qué es ERTE?

Un ERTE es un Expediente de Regulación de Empleo Temporal. Consiste en una medida que adoptan las empresas que tienen que suspender o reducir temporalmente el contrato con uno o más de sus trabajadores, con motivos justificados.

 

La diversidad de motivos justificados que permite acogerse a un ERTE es muy amplia, no obstante, deben cumplirse todos los requisitos para que esta medida sea aprobada por el Estado.

 

Relación entre ERTE y prestaciones por desempleo

Una de las características claves del ERTE es que todo trabajador que se vea en esta situación, tiene derecho a prestaciones por desempleo, independientemente de su prestación contributiva a la seguridad social previa. Incluso aunque no tengan la cotización mínima, tienen derecho a paro.

 

Para ello, la empresa debe esperar a que el ERTE esté aprobado oficialmente y entonces debe tramitar con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) dicha prestación.

 

En caso de estar en ERTE, el empleado afectado cobra el 70% de la base reguladora los primeros seis meses y, si dura más, será del 50%.

ERTE: Problemas frecuentes

La situación de ERTE provoca distintos dilemas, tanto entre los empleados, como en la propia empresa, al ser un caso excepcional, del que no se conocen de antemano todas las situaciones en las que puede aplicarse y cómo debe hacerse en cada una de ellas.

 

Por ejemplo, una de las dudas más frecuentes y que causa bastantes conflictos, es la relativa a saber si es posible ser incluido en un ERTE encontrándose de baja.

 

En este caso, el empleado no puede ser incluido en el ERTE, si la baja por incapacidad temporal se inició antes de que el ERTE tuviera lugar.

 

Otro de los problemas frecuentes en relación al ERTE es la fecha de inicio en la que se comunica por parte de la empresa. Esta situación se resuelve mediante comunicación de la compañía y la dirección provincial del SEP asignada.

 

El ERTE con reducción de jornada es también una de las modalidades más confusas. En estos casos, el empleado está trabajando menos horas en la empresa y, por tanto, recibe parte del salario de la compañía y la prestación proporcional por parte del SEPE.