¿Qué es Gastos financieros?

Los gastos financieros son aquellos que derivan de recursos de terceros, aprovechados por una empresa o un autónomo profesional para financiar su actividad comercial.

Los gastos financieros más conocidos son los siguientes:

  • Comisiones de entidades bancarias, por mantenimiento de cuentas y operaciones financieras.
  • Intereses derivados de obligaciones por operaciones de financiación (como préstamos) o intereses de deudas.
  • Ajustes económicos negativos por operaciones con cambio negativo al pasar de una divisa a otra.

Gastos financieros y gastos deducibles

Tanto grandes empresas, como pymes y autónomos pueden presentar los gastos financieros como gastos deducibles, dado que están relacionados con la actividad profesional.

Sin embargo, la Agencia Tributaria impone un límite a estos gastos deducibles, que puede identificarse en el artículo 16 del Impuesto de sociedades.

Según este artículo, no puede presentarse como gasto deducible un gasto financiero global que supere el millón de euros y cuando el importe neto sea equivalente al 30% del beneficio operativo de todo el período deducible.

Para ser presentados los gastos financieros como gastos deducibles, deben desglosarse en el Impuesto de Sociedades.

La demostración de estos gastos, además de las pruebas que puedan ofrecer las cuentas bancarias, también se puede presentar mediante los contratos vinculantes, como por ejemplo con la propia entidad bancaria, donde exponga los impuestos y comisiones que cobrará por un mantenimiento de cuenta o los intereses de una deuda.