¿Qué es Herencia?

La herencia es un hecho jurídico que se produce cuando una persona fallecida, cede sus bienes materiales y derechos a sus seres queridos.

Forma parte de una herencia todo el conjunto de bienes, derechos, acciones y obligaciones, que están en sucesión cuando una persona fallece.

La herencia y el caudal hereditario

Se identifica como caudal hereditario al patrimonio total que una persona deja tras su fallecimiento. Otro nombre con el que se conoce al caudal hereditario es caudal relicto.

En la práctica, el caudal hereditario es el conjunto de bienes que forman parte de la herencia, restándole las cargas o gravámenes que tengan esos bienes.

No entran en el caudal hereditario derechos como el de habitación o el usufructo.

Problemas frecuentes de la herencia

Normalmente los problemas derivan de una herencia sin testamento. Pese a que no es un procedimiento obligatorio, facilita bastante toda la sucesión de bienes y derechos a las personas destinatarias o sucesores.

Antes de repartir la herencia, es posible que se aplique el procedimiento de intervención sobre el caudal hereditario. Esto son medidas de urgencia con las que proteger los bienes y efectos de una herencia, si se considera recomendable.

Puede hacerse de oficio cuando no hay testamento o personas que accedan a la herencia; o puede hacerse a instancia de parte, solicitándola el cónyuge, parientes, herederos en general, la Administración Pública y también acreedores.

A la hora de repartir la herencia, hay que tener en cuenta que la ley en España impone que parte de la misma tenga que ir a los herederos forzosos (familiares directos).

En cualquier caso, los sucesores tienen el derecho a aceptar o desestimar la herencia a percibir.

Si se acepta la herencia de forma pura, se incluyen en ella tanto beneficios como deudas. Si se acepta a beneficio de inventario, se asumen las deudas hasta el patrimonio hereditario.

Esta elección puede ser arriesgada en determinadas ocasiones, derivando a veces a solicitar la Ley de segunda oportunidad, debido a las deudas percibidas con motivo de una herencia.

Derechos hereditarios del cónyuge viudo

En lo referente a los cónyuges de la persona fallecida, se tiene derecho al usufructo de una mitad de la herencia si no hay hijos pero sí hay ascendientes y de toda la herencia, si tampoco hay ascendientes.

En el caso de que haya hijos, pueden optar por un usufructo al progenitor como renta vitalicia, productos de determinados bienes o un capital en efectivo.

Estas cuestiones, muchas veces generan enfrentamientos entre las personas que tienen que tomar las decisiones oportunas, por lo que siempre es recomendable contar con un abogado especialista que dicte los límites y asesore en las elecciones.