¿Qué es Ingreso mínimo vital?

El ingreso mínimo vital consiste en una prestación para personas en situación de vulnerabilidad, que podrán adquirir así una renta garantizada con la que cubrir sus necesidades básicas.

 

¿Por qué se ha creado el ingreso mínimo vital?

El ingreso mínimo vital se ha creado por varios motivos. Uno de ellos es el de reducir la tasa de pobreza en todo el país.

 

También se persigue conseguir una economía más redistributiva en España.

 

Además, se espera que el ingreso mínimo vital permita a más gente acceder a opciones de formación y a la obtención de un empleo, sobre todo a aquellas personas en riesgo de exclusión social.

 

¿Quién puede optar al ingreso mínimo vital?

El ingreso mínimo vital está disponible para todas las personas de entre 23 y 65 años, que cumplan los requisitos que se piden para su solicitud. Estos requisitos son los siguientes:

 

  • Unidad de convivencia que se encuentre en una situación de vulnerabilidad a nivel económico.

 

  • Constar de una residencia ininterrumpida en España durante todo el año anterior a la solicitud, como mínimo.

 

  • En caso de ser ciudadano extranjero, constar que se ha tenido residencia legal en el país.

 

  • En caso de personas que vivan solas, haber vivido de manera independiente durante los 3 años anteriores a la solicitud, como mínimo.

 

¿Qué unidades de convivencia pueden optar al ingreso mínimo vital?

Uno de los conceptos relacionados con el ingreso mínimo vital que causan más confusión, es el de la identificación de unidades de convivencia que pueden optar a él de forma excepcional. Son los siguientes casos:

 

  • Una persona víctima de violencia de género, que abandone su domicilio familiar habitual con sus hijos o menores de los que se es tutor legal, hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad.

 

  • Una persona en trámites de separación o divorcio, con hijos o menores en las mismas condiciones que antes.

 

  • Dos o más personas en el mismo domicilio, sin mantener las relaciones anteriores todas entre ellas, que hayan vivido de forma independiente los 3 años anteriores a la solicitud.