¿Qué es Nómina?

La nómina es el recibo por el que una empresa acredita el pago de todas las cantidades que componen el sueldo completo de un empleado.

 

Una nómina está formada por el salario y devengos, que son los pagos percibidos por el trabajador en concepto a distintas responsabilidades.

 

Los devengos más generales son los siguientes:

 

  • Devengos personales
  • Devengos por el puesto de trabajo ocupado
  • Devengos en relación a la calidad del trabajo
  • Devengos en relación a la cantidad del trabajo
  • Devengos en especie

 

Fuera del salario, también encontramos en la nómina devengos de carácter asistencial y acción social, correspondientes a la empresa y que cotizan a la Seguridad Social.

 

Además, en la nómina también están los tributos, que es la cantidad de dinero proporcional que es descontada del salario como deducción.

 

Los dos tributos más importantes son el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y los pagos a la Seguridad Social.

Problemas y acciones frecuentes con las nóminas

La nómina representa para muchas personas la única fuente de ingresos, por lo que su importancia económica es prioritaria.

 

Por este motivo, también hay que prestar atención a los problemas y acciones frecuentes que guardan relación con las nóminas a percibir.

 

La cotización por contingencias comunes es uno de los aspectos más importantes que afectan a una nómina.

 

Las contingencias comunes son las situaciones en las que un empleado no puede llevar a cabo su trabajo, ya sea por una enfermedad común o por un accidente no relacionado con sus funciones laborales.

 

Gracias a la cotización a la Seguridad Social, es posible percibir cotización por contingencias comunes.

 

También están las contingencias profesionales, que corresponde a la cotización percibida sin realizar el trabajo, a causas directamente relacionadas con la actividad laboral.

 

Por otro lado, está la cotización por desempleo, que es aquella que permite a una persona obtener prestaciones y ayudas cuando no recibe una nómina laboral.

 

Los retrasos en el pago de una nómina también son objeto de conflicto entre trabajadores y empresa.

 

La ley expone que una nómina debe pagarse de forma puntual y documentalmente en la fecha y lugar convenidos o según los usos y costumbres. No obstante, en la práctica una nómina puede retrasarse como máximo un mes de tiempo.

Anticipo de nómina

El anticipo de nómina es un derecho del trabajador, de solicitar un adelanto del salario remunerado por su trabajo realizado durante el mes en curso.

Deudas y nómina

El endeudamiento de una persona guarda muchas veces relación con su nómina, sobre todo en 3 sentidos:

 

  • No posee o ha dejado de percibir una nómina con la que obtener ingresos.
  • La nómina no ofrece suficientes ingresos para los pagos debidos.
  • Se sufre un embargo de nómina derivado de las deudas existentes.

 

Un embargo de nómina es una acción que puede llevar a cabo la Administración Pública contra personas físicas, para cobrar deudas que no hayan sido pagadas dentro del plazo de devolución existente.

 

El embargo de nómina, incluso con las limitaciones existentes (no puede reducirse la nómina del trabajador por debajo del Salario Mínimo Interprofesional), representa un grave problema para el empleado que la sufre, dado que supone un recorte de los ingresos que percibe.