¿Qué es Objeto social?

El objeto social de una empresa es la descripción de la actividad o actividades que va a desarrollar la sociedad que la constituya.

 

De hecho, la identificación del objeto social puede condicionar el tipo de sociedad que se constituya, de ahí que definir el objeto social sea una de las primeras responsabilidades de gran importancia, de los responsables de la constitución de la empresa.

 

¿Dónde se debe reflejar el objeto social?

El objeto social se inscribe en el Registro Mercantil y es posible modificarlo las veces que haga falta. Sin embargo, hacerlo implica unos costes de tiempo y dinero, por lo que siempre es más recomendable identificarlo al completo en el momento de la primera inscripción.

 

Este es uno de los motivos por los que el objeto social suele tender a la amplitud de servicios, en lugar de ser lo más concreto posible.

 

Lo más común es identificar varias actividades vinculadas al trabajo de la empresa, por lo que su objeto social será, en realidad, más amplio.

 

Las actividades que se incluyan en el objeto social condicionarán los códigos del IAE o CNAE que deben tener vinculados.

 

Objeto social: Problemas frecuentes

La mayoría de problemas relacionados con el objeto social de una empresa, se basan en el rechazo de la inscripción por no dejar definidas correctamente las actividades profesionales.

 

De ahí, que cuando no se tenga claro el IAE o CNAE que se debe vincular, se escoja una asignación más genérica, en la que seguro que tenga cabida.

 

Objeto social y ley de segunda oportunidad

El objeto social guarda estrecha relación con la ley de segunda oportunidad, ya que entre los requisitos para solicitarla, se puede argumentar el cese de las actividades que se vinculan a la empresa o la pérdida de rentabilidad.