¿Qué es Operación financiera?

Una operación financiera es un instrumento de intercambio de capitales financieros, aprovechado por dos o más partes.

La operación financiera permite el intercambio de disponibilidad dineraria entre estos sujetos.

Operación financiera: Ejemplos

Algunos ejemplos de una operación financiera son los siguientes:

  • Depósitos a largo y corto plazo.
  • Una cuenta corriente.
  • Un préstamo con tipos de interés.
  • Un plan de pensiones.

 

En todos estos ejemplos de operaciones financieras, el elemento común es que se cambia la disponibilidad dineraria entre los sujetos, ya sea a un plazo definido o no.

 

En ocasiones, como sucede con los planes de pensiones y los préstamos, la operación financiera puede tener también una modificación de la cantidad dineraria, en concepto de intereses, que debe asumir una parte por haber disfrutado de la disponibilidad de ese dinero.

Problemas relacionados con una operación financiera

Los problemas relacionados con una operación financiera son aquellos que provoca alguna de las partes por incumplimiento de las condiciones de dicha operación.

 

Uno de los problemas más frecuentes es el descubierto en la cuenta corriente, ya que es una operación presente entre muchas personas y una entidad bancaria y, además, está vinculada a problemas de endeudamiento.

 

En el momento en el que no se tienen ingresos suficientes para los gastos debidos, la cuenta corriente queda descubierta. Las entidades bancarias exponen distintas condiciones ante esta situación.

 

Otro problema frecuente relacionado con una operación financiera está vinculado con el cobro de intereses o la devolución de parte del dinero, normalmente en cuotas periódicas.

 

Los préstamos, por ejemplo, requieren la devolución del dinero frecuentemente en pagos mensuales, con intereses.

 

Para algunos deudores, se hace complicado devolver estas cuotas más los intereses, lo que conlleva al impago de una o varias cuotas.

 

Ante esta situación de endeudamiento progresivo (ya que el impago conlleva sanciones económicas), hay distintas soluciones jurídicas y financieras, que permiten reorientar la operación financiera a condiciones asumibles por el deudor o que reducen la cantidad de dinero debida.