¿Qué es Renta?

En términos contables, la Renta puede tener varios significados. En economía se identifica como el beneficio de un bien o servicio, así como lo que se cobra por ello.

 

No obstante, para la mayoría de ciudadanos la Renta se asocia a la Declaración de la Renta, que es el proceso fiscal por el que se informa al Estado de los ingresos y gastos relativos al período de un año y el resultado final, en beneficio o detrimento.

 

Renta y Agencia Tributaria

La información relativa a la Declaración de la Renta se debe entregar a la Agencia Tributaria, dentro del plazo estipulado cada año.

 

Esto se puede realizar de varias maneras:

 

  • Mediante cita previa en las oficinas de la Agencia Tributaria de la localidad, entregando toda la documentación.

 

  • A través de mediadores profesionales, que se encarguen de realizar correctamente todos los trámites.

 

  • Desde la web oficial de la Agencia Tributaria, solicitando un borrador que, en función del resultado, podemos aceptar o rechazar.

 

Renta: Problemas frecuentes

La Renta y, más concretamente, la Declaración de la Renta presenta algunos problemas frecuentes, que en ocasiones incluso terminan en conflictos jurídicos entre la Administración Pública y el ciudadano o la empresa. Estos son los más frecuentes:

 

  • No presentar la documentación dentro del plazo estipulado para ello.

 

  • Incorrecciones en la información presentada, en los datos personales, en los datos fiscales, etc.

 

  • Desacuerdo entre la Agencia Tributaria y el ciudadano o la empresa, en relación a los gastos e ingresos declarados.

 

Los problemas con la Renta pueden derivar en sanciones económicas y deudas con Hacienda, lo que a largo plazo puede generar una situación de endeudamiento, por la que se deba solicitar acogerse a la ley de segunda oportunidad, con el fin de cancelar total o parcialmente todas las deudas