¿Qué es la Hipoteca Multidivisa?

La Hipoteca Multidivisa es un crédito hipotecario que se comercializó principalmente entre 2004 y  2008, que permitía a los clientes afrontar los pagos en una divisa diferente a la local (euros).

Las divisas que normalmente se ofrecían a ello eran los yenes y los francos suizos, aparentemente bajo el argumento de que eran las monedas más estables del mercado.

La teoría de la Hipoteca Multidivisa plantea que la fluctuación de las divisas, ofrecía un beneficio potencial al cliente, que podría conseguir un descuento importante en el precio final de su préstamo.

Funcionamiento de la Hipoteca Multidivisa

La Hipoteca Multidivisa permitía pagar las cuotas de un préstamo hipotecario en divisas diferentes al euro.

Si la teoría se cumplía, el yen o el franco suizo, por identificar las dos más utilizadas, ofrecían la posibilidad de reducir el riesgo de la operación, ya que eran monedas estables.

Además, se basaban en el Libor y, dado que el Euribor estaba en niveles muy altos, se suponía que ofrecerían un descuento importante.

El cliente solo tenía que requerir el cambio de pago a otra divisa, pagar unas comisiones por la operación y poder afrontar los importes acorde a la divisa escogida.

Sin embargo, el Euribor se encontraba a punto de caer, así que las divisas utilizadas sufrieron tales fluctuaciones, que el precio de la Hipoteca Multidivisa mantenía un alza constante.

Los clientes pagaban sus cuotas, pero en realidad el préstamo nunca se amortizaba, sino que la deuda iba en incremento constante.

Riesgos de la Hipoteca Multidivisa

El mayor riesgo de una Hipoteca Multidivisa es que se desconoce el precio final del préstamo, pues depende de la fluctuación de divisas.

Sin embargo, los clientes con conocimientos financieros y medios para tomar decisiones económicas de este calado, sí podrían gestionar su hipoteca, con beneficios importantes.

Pero resultó que la fluctuación de divisa terminaba afectando al importe total de la hipoteca, de manera que el precio definitivo era mucho mayor al cambiar de divisa. Muchas familias se vieron ante un préstamo eterno y comenzaron las reclamaciones.

Al mismo tiempo, muchos clientes se han visto ante la imposibilidad de afrontar sus deudas y han optado paralelamente por solicitar la Ley de Segunda Oportunidad para cancelar la totalidad o una parte de ellas.

¿Cómo reclamar la Hipoteca Multidivisa?

Para reclamar una Hipoteca Multidivisa hay que cumplir alguna de estas condiciones. La primera de ellas es que se demuestre que el préstamo se ofreciera de forma engañosa hacia el cliente.

En segundo lugar, se puede reclamar si el cliente no tiene un perfil con suficiente cualificación, para conocer claramente los riesgos que asumía.

Lo recomendable en estos casos es contar con abogados para deudas profesionales y con experiencia, dado que aunque la jurisprudencia suele dar la razón a los clientes, las escrituras de Hipotecas Multidivisa no se anulan completamente, sino solo de forma parcial.

Con profesionales especializados, puedes obtener un nuevo cálculo de la amortización que puede quedarte por asumir o, incluso, obtener un saldo a favor tuyo, que tendrá que abonarte la entidad financiera.