Impuestos a pagar en España

En Solventa tu deuda tenemos muchos casos de clientes que sufren endeudamiento derivado de una mala gestión de los impuestos que debe pagar al Estado.

En España hay una amplia variedad y cantidad de impuestos que deben pagarse, tanto de forma personal como derivados de una actividad profesional.

Te contamos qué impuestos existen en España, qué consecuencias tiene no pagarlos y qué estrategias podemos adoptar para intentar pagar menos impuestos.

Los ciudadanos y las empresas pagan impuestos

Antes de entrar en materia, es preciso señalar que los impuestos son tributos que toda persona individual, familia o persona jurídica tiene obligación de pagar en España.

Es decir que los impuestos son una responsabilidad tanto de los ciudadanos como de las empresas, incluyendo por descontado la figura de empleado por cuenta propia o autónomo.

Tipos de impuestos en España

En España distinguimos dos tipos de impuestos, los directos y los indirectos.

Los impuestos directos son aquellos que la sociedad en conjunto o las empresas deben asumir de forma directa. Están basados en las rentas obtenidas o el patrimonio en posesión, por identificar algunos de sus factores más determinantes.

Los impuestos directos en España son los siguientes:

  • IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas)
  • Impuesto sobre la renta de no residentes
  • Impuesto de sociedades
  • Impuesto de donaciones
  • Impuesto de sucesiones
  • Impuesto sobre el patrimonio

Por otro lado están los impuestos indirectos, que son aquellos incluidos en la compra de bienes o servicios.

Los impuestos indirectos en España son los siguientes:

  • IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido)
  • Impuestos especiales
  • Impuestos sobre transmisiones patrimoniales
  • Impuestos sobre actos jurídicos documentados
  • Renta de aduanas

¿Qué pasa si no pago mis impuestos?

En teoría los impuestos indirectos en España no se pueden obviar. No obstante, los impuestos directos se pueden ignorar y, por ejemplo, no hacer la declaración de la renta cuando sí es obligatorio.

No pagar los impuestos conlleva el riesgo de que Hacienda lo descubra y, por tanto, aplique las consecuencias legales correspondientes.

Por un lado, la deuda seguirá estando presente y es probable que se acreciente por motivo de la inflación.

Hacienda y los Ayuntamientos también pueden aplicar recargos conforme pase el tiempo y las deudas derivadas de impuestos no sean subsanadas.

Por último, también es probable que se deba hacer frente a multas y sanciones económicas, como consecuencia del impago de estos impuestos.

¿Cómo puedo pagar menos impuestos en España?

Hay muchas formas que podemos aprovechar, para intentar pagar menos impuestos en España. Te indicamos algunas de ellas:

  • Aprovechar deducciones presentes en la Comunidad Autónoma.
  • Mantener una documentación al día, sobre todo para no sufrir consecuencias indebidas sobre el IRPF.
  • Registrar bien los gastos profesionales deducibles.
  • Hacer donativos y aprovechar su deducción en la declaración de la renta.
  • Aprovechar la deducción fiscal de la hipoteca.
  • Aprovechar legalmente la edad de 65 años o superior para acciones financieras, como vender una casa.
  • Invertir en un plan de pensiones, pues las aportaciones pueden reducir el IRPF.

Como estas, hay muchas más formas de pagar menos impuestos, pero si ya estás en una situación de endeudamiento por ellos, contacta con nosotros.

Analizaremos las soluciones posibles a tu problema económico, entre las que podría encontrarse la Ley de Segunda Oportunidad, en la que estamos especializados.