¿Qué es una moratoria de hipotecas?

Desde el mes de marzo de 2020, el Gobierno ha activado la moratoria de hipotecas como una medida para reducir el impacto económico que el coronavirus podría causar a muchas personas, en relación al pago de su hipoteca.

El Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo y el Real Decreto-ley 11/2020 de 1 de abril, regulan esta moratoria de hipotecas, los requisitos que se necesita cumplir para solicitarlas y el proceso óptimo para hacerlo.

En resumen, una moratoria de hipotecas consiste en el aplazamiento del pago de las cuotas de la hipoteca, tanto en lo relativo al capital, como también a los intereses asociados.

Esta medida es aplicable sobre las hipotecas solicitadas para la compra de una vivienda habitual, un inmueble en el que tengan lugar actividades económicas, así como viviendas en alquiler.

El plazo de moratoria de hipotecas extiende durante 3 meses prorrogables el pago correspondiente a las cuotas del préstamo.

Requisitos necesarios para acogerse a la moratoria de hipotecas por el coronavirus

Para solicitar la moratoria de hipotecas hay que cumplir alguno de estos requisitos:

  • Estar en situación de desempleo.
  • A nivel profesional, que las ventas o ingresos se reduzcan un 40% o más.
  • Unidades familiares con unos ingresos menores al triple del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).
  • Unidades familiares con miembros con discapacidad de más del 33%, en dependencia o con incapacidad permanente.
  • Unidades familiares con miembros con parálisis cerebral o enfermedad metal.
  • Unidades familiares que tengan que invertir para su préstamo hipotecario y sus suministros básicos más del 35% de sus ingresos netos.
  • Unidades familiares que hayan visto su economía alterada de forma significativa por el coronavirus.

¿Cómo puedo solicitar la moratoria de hipotecas por el coronavirus?

El trámite de solicitud de moratoria de hipotecas se realiza directamente desde las oficinas de la entidad bancaria donde tengas vinculado el préstamo hipotecario.

Para poder realizar la solicitud de forma correcta, debes presentar la documentación apropiada, según cada caso:

  • Certificado que justifique o confirme que te has quedado en el paro o que se ha cesado la actividad profesional por cuenta propia.
  • Libro de familia y certificado de empadronamiento.
  • Declaración de discapacidad, incapacidad permanente y/o dependencia, cuando sea aplicable.
  • Nota expedida por el Registro de la Propiedad sobre los miembros de la unidad familiar.
  • Escritura de la vivienda.
  • El contrato del préstamo hipotecario.
  • El contrato de arrendamiento, para personas en situación de alquiler.
  • Declaración responsable de cumplir con los requisitos exigidos para ser considerados en situación de vulnerabilidad económica.

Alternativas a la moratoria de hipotecas por el coronavirus

La moratoria de hipotecas es una gran ayuda para todas las personas que tienen una hipoteca y que el coronavirus les ha trastocado sus opciones de pago.

No obstante, si tu situación no se resuelve con una moratoria temporal, es posible que debas acudir a otras alternativas, como la Ley de Segunda Oportunidad, con la que es posible reducir las deudas acumuladas o incluso cancelarlas por completo.