¿Qué es un deudor?

Se identifica un deudor como aquella persona o empresa que está obligada por ley a afrontar una deuda contraída, en las condiciones que marque el contrato vinculante.

A pesar de que la definición de deudor es bastante clara, en la práctica encontramos distintos tipos de deudores y relaciones entre acreedor y deudor, que pueden hacer mucho más compleja esta definición, sus obligaciones legales y las opciones jurídicas que tiene.

Tipos de deudores

Para empezar, tenemos diferentes tipos de deudores, según su situación económica, su voluntad de pago, el motivo de la deuda, etc. Algunas de las tipologías más frecuentes son las siguientes:

  • Deudor insolvente: Aquél que declara no contar con los medios necesarios para satisfacer la deuda en los plazos establecidos, normalmente económicos.
  • Deudor solidario: Deudor que contrae la deuda de un tercero y a quien legalmente se puede exigir el pago o su terminación.
  • Deudor tributario: Persona que está obligada a cumplir con la prestación tributaria que le corresponde, ya sea como contribuyente o como responsable.
  • Deudor fortuito: Sujeto con voluntad de pagar, pero sin liquidez inmediata para abonar la deuda.
  • Deudor circunstancial: Deudores que no pueden asumir el pago de la deuda, porque existe un litigio previo con el acreedor. En estos casos, la deuda está bloqueada.
  • Deudor intencional: Deudores con capacidad para asumir la deuda pero que, de forma intencionada, no quieren pagar.

¿Qué relación tiene con la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad se crea específicamente para situaciones en las que un acreedor tiene legítimamente el derecho de recibir el abono de la deuda que le deben, pero el deudor se ve abrumado por ella.

En esta situación, pese a la voluntad de pago del deudor fortuito, se plantea la opción de aliviar las condiciones de la deuda, reducirla o incluso darla por zanjada.

Una de las estrategias en estos casos en las que se aplica la Ley de Segunda Oportunidad, es la que plantea la figura del deudor solidario como responsable de afrontar dicho pago.

Relación de acreedor y deudor

En estos casos, la relación entre acreedor y deudor se mantiene. Simplemente se incluye una nueva figura en la operación, que es el deudor solidario o financiero, responsable de afrontar las deudas pendientes del deudor original.

Concepto de Deudor financiero

Es importante diferenciar deudor financiero de deudor solidario.

El deudor financiero es aquél que, por responsabilidad subsidiaria, debe asumir las deudas de un tercero. Se asigna esta figura a una sociedad mercantil o al Estado.

¿El Deudor solidario qué es?

El deudor solidario acoge la misma situación, pero por responsabilidad solidaria. La diferencia se basa en que la deuda es asumible por personas en posiciones directivas, tanto de una empresa como de una administración pública.

¿Existen posibilidades de cancelar deudas?

La Ley de Segunda Oportunidad permite a particulares y autónomos conseguir la cancelación de las deudas existentes, con el fin de poder resolver una situación económica que resultase insostenible.

No es la única solución factible, pero sí existe la posibilidad en algunos casos de que se apruebe la cancelación total de las deudas. Las personas que pueden obtener esta medida son aquellas en situación de sobreendeudamiento o incluso de bloqueo de su economía personal, de manera que no pueden afrontar los pagos pendientes.