¿Qué hago si estoy en Ficheros de morosos?

Los ficheros de morosos son bases de datos que reflejan los impagos de empresas y personas físicas. Existen diferentes entidades que elaboran estos ficheros para informar de la insolvencia patrimonial.

Los ficheros y las listas de morosos, son una realidad que preocupa a los consumidores, dado que la posibilidad de ser incluidos en estas listas implica que tendrán problemas en la concesión de futuros créditos.

Muchos de los clientes que nos visitan se han visto envueltos en esta situación, por lo que en Solventa Tu Deuda tratamos este problema de forma habitual, no dudes en contactarnos si quieres que trabajemos en tu caso.

En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre los ficheros de morosos y como salir de ellos.

¿Qué son los ficheros de morosos?

Las listas, ficheros o registros de morosos son una herramienta virtual de bancos para determinar el riesgo antes de conceder un crédito. Aunque los bancos no son los únicos que utilizan este tipo de ficheros, muchas empresas los utilizan para ver el estado de las cuentas de otras compañías o particulares con quien pueden llegar a realizar un negocio.

¿Cuándo pueden incluirme en un fichero de morosos?

Para que nos puedan incluir en este tipo de ficheros, la ley exige que se cumplan ciertos requisitos que podemos encontrar en el artículo 29 de la Ley de Protección de datos de Carácter personal y la instrucción 1/1995 de la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Son los siguientes:

  • Las deudas deben ser ciertas, vencidas y exigibles, que hayan resuelto impagadas. Es decir, debe tratarse de una cantidad de dinero que se pueda cuantificar con facilidad y que no existan deudas acerca de su origen.
  • Antes de acudir a los ficheros es necesario reclamar las cantidades adeudadas.
  • Que no exista ninguna prueba documental que contradiga los requisitos anteriores. Las dudas sobre la legitimidad de la deuda pueden determinar la eliminación de la deuda del fichero.
  • Los datos deben haber sido facilitados al fichero por el acreedor o por quien actúe por cuenta e interés.

Aparte de los requisitos, debemos tener en cuenta una serie de plazos. En primer lugar, no se pueden comunicar deudas con menos de cuatro meses de antigüedad. Del mismo modo, los ficheros están obligados a comunicar al interesado que lo van a incluir en un plazo de 30 días, de no hacerlo esto sería una falta grave y sancionable. Este plazo se utiliza para que el interesado pueda modificar sus datos, ya sea porque la deuda no existe, porque la cuantía es diferente o cualquier otra variante. Para esto se realiza una solicitud al acreedor o al fichero. El acreedor tiene 10 días para responder, ya que el fichero le pedirá comprobar la solicitud. Si no responde, se debe proceder a la cancelación cautelar de estos datos.

¿Cómo salir de un fichero de morosos?

¿Qué ocurre si ya estás en un fichero de morosos?, ¿cómo salir?

Bien, existen diferentes vías para salir de un fichero de morosos:

  • Cancelando la deuda (Por ejemplo, con nosotros).
  • Que la deuda esté vencida desde hace 5 años.
  • Que la deuda haya prescrito.
  • Que no se hayan cumplido ninguno de los requisitos necesarios para ser incluido en el fichero.

El acreedor es el que debe solicitar la salida del fichero una vez acreditado el pago de la deuda. Pero la cancelación también se puede pedir al responsable del fichero y tiene 10 días para contestar la cancelación efectiva de los datos, aunque debemos asegurarnos ya que algunas empresas guardan los datos a «saldo cero», es decir, que actualmente no es moroso, pero en algún momento lo fue. Esto es ilegal, los datos deben eliminarse una vez se haya cancelado la deuda o se cumpla alguno de los otros requisitos.

Para más información no dudes en rellenar el formulario a la derecha y nos pondremos en contacto lo más pronto posible.