Deuda Pública en España: Concepto y Tipos

Los países, como sucede a particulares y empresas, también pueden endeudarse. Sin embargo, ellos no pueden contar con soluciones de reducción o cancelación de deudas como la Ley de Segunda Oportunidad.

En lugar de ello, optan por un endeudamiento continuo que les aporta liquidez para sus gastos e inversiones. Este endeudamiento es el que se desarrolla en base a la deuda pública.

Por tanto, se puede identificar la deuda pública como la suma de todas las deudas que un país puede tenerrespecto a los ciudadanos, que pueden ser tanto españoles como extranjeros.

España tiene 3 tipos de deuda pública y se diferencian entre ellos sobre todo por el plazo de amortización, es decir, el tiempo que tiene el Estado para devolverlo al acreedor particular.

Las Letras del Tesoro: Concepto

Las Letras del Tesoro representan el tipo de deuda pública con menor plazo de amortización en España.

Se emiten por subasta de forma mensual y normalmente el plazo de amortización es de un año. No obstante, es posible adquirir Letras del Tesoro también a 3, 6, 9 y 18 meses.

Tienen un valor nominal mínimo de 1.000 euros con una emisión al descuento. Esto significa que el acreedor desembolsa menos de 1.000 euros al Estado, pero cuando le es devuelto el pago, recupera lo adeudado más la diferencia hasta llegar a esos 1.000 euros.

¿Qué son los Bonos y Obligaciones del Estado?

Los Bonos del Estado son emisiones de deuda pública en España considerados a medio y largo plazo. En estos casos el plazo de amortización puede ser de 2, 3 o 5 años.

A diferencia de las Letras del Tesoro, el acreedor va cobrando cada cierto tiempo una cantidad bonificada respecto al dinero adeudado. Al terminar el plazo de amortización es cuando recupera todo el importe.

Las Obligaciones del Estado son emisiones de deuda pública superiores a 5 años. Normalmente tienen un plazo de amortización de entre 10 y 30 años.

Funcionan de igual forma que los Bonos del Estado, ofreciendo anualmente una rentabilidad al acreedor, para que cuando termine el plazo pueda recuperar todo el importe.

Dado su plazo de amortización y rentabilidad, son utilizados como representación de la salud económica que puede tener un país.

Además, tanto los Bonos como las Obligaciones del Estado se consideran como Rendimiento de Capital Mobiliario y así debe constar en la Declaración de la Renta.

Cómo y dónde comprar Deuda Pública

La Deuda Pública se puede adquirir por subasta de dos formas, en el mercado primario o en el mercado secundario.

La subasta del Tesoro en mercado primario requiere acudir a una sucursal del Banco de España, abrir una Cuenta Directa y registrar la petición el día antes de cuando se produce la subasta. También es posible participar a través de la página web del Tesoro.

Debes tener en cuenta que el valor mínimo de adquisición de Deuda Pública es de 1.000 euros y esta cifra solo puede crecer con múltiplos de dicha cantidad.

Tras la subasta en el mercado primario, es posible acceder al mercado secundario, ya sea mediante un intermediario financiero o directamente en el Mercado Electrónico de Deuda Pública. Aquí es posible adquirir Letras, Bonos y Obligaciones del Estado emitidas con anterioridad.