¿Cómo hacer la declaración de la renta?

La declaración de la renta es un proceso al que están obligados los profesionales que cumplan ciertos requisitos y por el que se declara al Estado los ingresos y gastos percibidos durante un año.

La declaración de la renta se puede realizar online. En la web de la Agencia Tributaria, se habilita una función en cada campaña, para que cada usuario pueda solicitar su borrador de la renta. Con él, se le informa con los datos guardados si debe o no presentarla y si le sale a favor (cobrar) o en contra (pagar).

El usuario puede seguir el procedimiento desde aquí o, si no está conforme con el resultado, buscar una vía alternativa.

La presentación personal de la documentación relativa a la declaración de la renta, puede hacerse dentro del plazo estipulado para ello, en un edificio oficial de la Agencia Tributaria.

No obstante, la opción más recomendable es contar con profesionales especializados en estos trámites, quienes van a poder garantizar que toda la información aportada está presente y reunida de forma correcta.

¿Quiénes tienen que hacer la declaración de la renta y quiénes no?

La declaración de la renta es obligatoria para todos los contribuyentes personas físicas que sean residentes en España.

Sin embargo, están exentos de presentarla quienes cumplan estas condiciones:

  • Cuando los rendimientos del trabajo personal sean iguales o inferiores a 22.000 euros anuales.
  • Cuando los rendimientos de capital inmobiliario y ganancias patrimoniales no sumen más de 1.600 euros anuales.
  • Cuando las rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones, además de otras ganancias patrimoniales, no superen los 1.000 euros anuales.

La declaración de la renta: Autónomos

Cada profesional tiene que abordar una declaración de la renta diferente. Los autónomos o trabajadores por cuenta propia, deben presentar una documentación con unas características concretas.

Los autónomos tienen como principal objetivo presentar sus datos fiscales relativos a ingresos, gastos, IVA amortizado e IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).

En los ingresos debe valorar la inclusión de los siguientes:

  • Ingresos de explotación.
  • Ingresos adicionales.
  • Autoconsumos de bienes y servicios.
  • Transmisión de elementos patrimoniales.

En los gastos, debe incluir todos aquellos que son deducibles. Aquí está uno de los principales dilemas para los autónomos, pues no siempre es fácil identificar los que son y los que no son deducibles. Un profesional en este ámbito puede ofrecer su asesoramiento sobre cada ingreso percibido y qué porcentaje del mismo (si es aplicable) se debe declarar.

Declaración de la renta: Plazos

La declaración de la renta tiene normalmente de plazo desde el 1 de abril hasta el 30 de junio de ese mismo año.

No cumplir los plazos de la declaración puede incurrir en sanciones con Hacienda. Las deudas acumuladas con la entidad pueden poner en una situación complicada económicamente a muchas personas.

Esto puede a su vez derivar en la necesidad de solicitar la Ley de Segunda Oportunidad, con el fin de cancelar o reducir las deudas existentes, en base a un plan de pagos realista y según la viabilidad económica actual.