¿Qué es la Deuda Externa?

Particulares y empresas pueden tener deudas acumuladas, que cada vez hacen más insostenible tener que devolverlas.

Esto motiva en muchas ocasiones la búsqueda de una reducción de la deuda o incluso la cancelación de la misma con medidas como la Ley de Segunda Oportunidad.

Sin embargo, también los países tienen deudas entre sí, en estos casos estamos hablando de la deuda externa. En concreto consiste en las deudas que un país tiene con respecto a acreedores que son residentes en otros países.

Clasificación de la Deuda Externa

La deuda externa se puede clasificar en base a muchos factores distintos. La clasificación más común es la que diferencian deuda externa pública y deuda externa privada, según se contrae con respecto a administraciones públicas o al sector privado, respectivamente.

Además, hay otro tipo de clasificaciones de deuda externa que pueden variar entre países:

  • Deuda externa según sectores institucionales: Desde el Gobierno de un país hasta autoridades monetarias nacionales, entidades bancarias y otras sociedades financieras.
  • Deuda externa según instrumentos: Diferenciando entre títulos de deuda, créditos comerciales, préstamos para empresa, la moneda y depósitos.
  • Deuda externa según carácter público del emisor: Aquí podemos diferenciar la deuda externa pública de la deuda privada con y sin garantía pública.
  • Deuda externa según plazo de vencimiento: Según vencimiento original y vencimiento residual.
  • Deuda externa por monedas: Según si la deuda externa es en moneda nacional o en moneda extranjera.
  • Deuda externa según tipo de interés: Distinguiendo entre interés fijo e interés variable.
  • Deuda externa según el sector acreedor: Normalmente en esta clasificación se distingue entre hasta 5 sectores de acreedores no residentes:
    • Organismos multilaterales.
    • Autoridades monetarias.
    • Entidades Bancarias.
    • Otros sectores.

La sostenibilidad de la Deuda Externa

Como sucede a cualquier persona, la deuda externa basa su sostenibilidad en la cantidad de liquidez que tiene para ir devolviendo el dinero.

En el caso de los países, esta sostenibilidad depende de un flujo de divisas óptimo que está basado en 3 principales factores:

  • Exportaciones netas de bienes y servicios.
  • Inversión extranjera que consigue.
  • Nueva deuda externa generada.

Causas de la Deuda Externa

Obviamente, un país puede generar deuda externa por múltiples razones. Como es lógico, algunas de ellas son imprevisibles, mientras que otras son fruto de malas decisiones administrativas.

A nivel general podemos distinguir las siguientes causas de deuda externa que son más frecuentes:

  • Una mala administración económica.
  • Endeudamiento excesivo que no puede devolverse, conocido también como deuda indigna.
  • Neglicencia respecto a los efectos de la deuda generados.
  • Inversiones que no han salido bien.
  • Catástrofes de distinta índole.

Consecuencias de la Deuda Externa

El hecho de tener deuda externa puede conllevar muchas consecuencias, que influirán de manera general a la economía del país, pero que finalmente pueden afectar a los ciudadanos de forma personal.

Algunas de las consecuencias más frecuentes son las siguientes:

  • Caerá la inversión pública y también la privada.
  • Hay un aumento de las exportaciones, pero también se produce fuga de capitales.
  • Los precios de las materias primas se deterioran notablemente.
  • El desarrollo económico se ve frenado.
  • La pobreza en el país aumenta y se agrava.
  • Los servicios públicos pueden verse afectados.