Influencia de los delitos en la Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad es un procedimiento extrajudicial, con el que es posible negociar las deudas existentes o incluso acordar la condonación de las mismas.

Para poder acogerse a este procedimiento, los solicitantes deben cumplir una serie de requisitos y, entre ellos, se encuentra no haber sido condenado por determinados delitos en los últimos 10 años.

Características de los delitos

Los delitos que tienen influencia en la Ley de Segunda Oportunidad son principalmente de carácter económico y administrativo.

En concreto están regulados en los artículos 234 y siguientes en el Código Penal.

Delitos más comunes

 

A continuación exponemos los delitos más comunes que pueden tener una influencia directa con respecto a la Ley de Segunda Oportunidad.

En cualquier caso, es recomendable siempre consultar con profesionales del sector todos los antecedentes de las personas solicitantes, con el fin de determinar bien cómo pueden realmente afectar.

  • Delitos socioeconómicos y contra el patrimonio

En este ámbito entran muchos tipos de delitos. Hablamos de hurtos, robos, extorsiones y usurpaciones, en relación tanto a otras personas como también de bienes materiales como un vehículo.

En esta tipología de delitos, que condiciona la aceptación de la Ley de Segunda Oportunidad, se incluyen defraudaciones, insolvencias punibles y alteraciones de precios, por ejemplo en subastas públicas o concursos.

También se incluyen en esta tipología delitos societarios, delitos a consumidores, sobre la propiedad intelectual o industrial, corrupción y delitos de mercado.

  • Delitos contra los derechos de los trabajadores

Estos delitos están relacionados con la vulneración de los derechos laborales y respecto a la Seguridad Social.

Entran aquí desde delitos de tráfico ilegal de mano de obra hasta discriminación en el trabajo, engaño o abuso a personas en situación de necesidad.

Además, entran aquí también aquellos delitos relacionados con riesgos laborales.

  • Delitos de falsedad documental

En este apartado entra una amplia variedad de delitos, desde falsificación de documentos (tanto públicos como privados) hasta falsificaciones, por ejemplo de tarjetas de crédito, entre otros.

Prescripción del delito

Cada uno de los delitos tipificados en los artículos 234 y siguientes del Código Penal, que puedan tener relación con la solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad, tiene su propio periodo de prescripción.

En algunos delitos socioeconómicos o contra el patrimonio, la prescripción entra en vigor a los 5 años. Pero los delitos con penas máximas, pueden llegar a los 20 años.

La Ley de Segunda Oportunidad impone su propio periodo de revisión. En consecuencia, todo solicitante de este procedimiento tendrá en revisión sus antecedentes por estos delitos, durante los últimos 10 años hasta el momento de la solicitud.

Por tanto, incluso en delitos que hayan prescrito, haber incurrido en ellos durante este periodo puede ser un motivo de rechazo de la solicitud.

Nuestra recomendación es que expongas tu caso a profesionales especializados en la Ley de Segunda Oportunidad. En Solventa tu deuda podemos asesorarte sobre todos estos y otros requisitos que deben cumplirse, para que tengas mayores garantías de conseguir que aprueben el procedimiento en tu caso.