Préstamos Personales: Concepto

Los préstamos personales son créditos concedidos para la compra de bienes y servicios. Si bien al principio se solicitan pensando (en teoría) que sus cuotas de devolución son asumibles, por múltiples razones pueden conllevar un sobreendeudamiento.

En estos casos, los ciudadanos que sufren de ello, pueden aprovechar opciones de reducción de deuda o incluso cancelación, como la Ley de Segunda Oportunidad.

Otra alternativa, en el caso de tener varios de estos préstamos o deudas de orígenes muy diversos, es la de optar por una reunificación de deudas.

En cualquier caso, es recomendable conocer bien las características de los préstamos personales y cómo solicitarlos, para intentar evitar llegar a esta situación.

Características de los Préstamos Personales

La solicitud de un préstamo personal no se debe hacer en cualquier entidad de crédito, hay que escoger bien tanto dónde lo solicitamos, como las características que tiene, para saber si reúne las condiciones apropiadas a nuestros intereses.

Las características en las que debemos fijarnos más respecto a los préstamos personales son las siguientes:

  • El tipo de interés que se nos pida.
  • Si existen y cuáles son las comisiones de apertura.
  • Si existen y cuáles son las comisiones de cancelación, tanto si es total como parcial.
  • Otros gastos adicionales que pueda tener el préstamo personal.
  • Qué plazo de amortización podemos escoger para devolver el dinero.
  • Qué importe final va a tener la cuota mensual que tendremos que pagar.

Contenido obligatorio en el contrato de préstamo

Un préstamo personal es válido, si reúne explícitamente el contenido obligatorio que tiene que estar en el contrato.

Este contenido obligatorio es el siguiente:

  • TAE (Tasa Anual Equivalente).
  • Cuadro de amortizaciones.
  • Todos los elementos que forman el coste total del préstamo personal.
  • Necesidad de un seguro de amortización en caso de fallecimiento.

¿Cómo solicitar un préstamo personal?

Si analizamos nuestras necesidades (compra de un coche, pago de estudios, viaje de vacaciones) y consideramos que un préstamo personal es la solución con la que queremos satisfacerlas , estos son los pasos que debemos dar para solicitarlo.

En primer lugar, debemos escoger dónde hacer la solicitud. Un préstamo personal nos lo pueden conceder en muchos sitios:

  • Cajas de ahorro.
  • Cooperativas de ahorro y crédito.
  • Empresas de capital privado.
  • Empresas de tarjetas de crédito.
  • Entidades bancarias.
  • Financiación de comercios.
  • Plataformas de préstamos entre particulares.

Una vez escogido dónde solicitar el préstamo personal y qué condiciones de crédito queremos, debemos presentar toda la documentación necesaria para la solicitud.

En cuanto a documentación que hay que presentar, debemos reunir la siguiente:

  • Documento de identidad.
  • Demostración de tener solvencia económica.
  • Garantía de devolución de deuda (como aval bancario).
  • Justificante de ingresos.
  • Fotocopia de la declaración del IRPF.
  • Contrato de trabajo, si es aplicable.
  • Escrituras de la vivienda, contrato de alquiler y similares.

Además de esta documentación, también hay que cumplir ciertos requisitos para solicitar un préstamo personal:

  • Ser mayor de edad.
  • Explicar cuánto y por qué necesitas el dinero.
  • No estar en una lista de morosos (RAI, ASNEF).
  • No tener impagos actuales.