Tengo deudas – ¿Qué hago?

Un problema mucho más común de lo que se imaginan los españoles son las deudas, por suerte, un gran porcentaje de ellas se pueden cancelar.

Las Deudas en España (ya sea por Hipotecas, impagos etc…) muchas veces tienen más soluciones además de poder abonar el importe a tiempo.

En algunos casos esas deudas pueden venir por Intereses abusivos debido a tarjetas de crédito (por lo que se considera Usura y podemos ayudarte a no pagarlas usando la ley). Otras veces, esas deudas pueden acogerse a la ley de la Segunda Oportunidad. Si tu pregunta es: Tengo deudas, ¿qué hago?

Tenemos la respuesta y podemos ayudarte.

Como hemos visto en blogs anteriores, una de nuestras especialidades es la Ley de Segunda Oportunidad, ya que es uno de los casos que manejamos habitualmente.

Dentro de este mecanismo vemos muchos tipos de deudas, algunas normalmente se desconoce sobre cómo poder cancelarlas. Aquí tienes algunas de ellas y ejemplos de casos reales.

Hipotecas

Las hipotecas forman parte de nuestro día a día, y es que, ¿quién se ha comprado una casa sin pedir una hipoteca? Tan solo unos pocos afortunados pueden conseguirlo.

¿Pero, se puede cancelar una hipoteca?

La respuesta es Sí, las deudas hipotecarias se pueden cancelar.

Para ello se debe entregar la casa o el bien que esté hipotecado, en el artículo sobre los tipos de deudas que podemos solventar se comenta más detenidamente sobre ello.

Los bienes hipotecados suelen ser una inversión y aumentan de valor a lo largo del tiempo, es decir, que a las entidades que han concedido la hipoteca les interesa estar en posesión de ese bien, por lo que se acepta como forma de pago en lugar del dinero.

En Solventa Tu Deuda hemos cancelado varios de estos préstamos hipotecarios, por ejemplo: uno de 71.900€, que se resolvió con una dación en pago, es decir, se dio la casa como pago de la hipoteca.

Otro ejemplo reciente que conseguimos solventar: una deuda hipotecaria de 245.000€, que también utiliza la dación en pago.

Préstamos personales

Los préstamos personales son una de las mayores fuentes de deudas. Cuando no se consigue devolver el dinero prestado en el tiempo estipulado por contrato, los intereses, así como los cargos adicionales y otro tipo de gastos derivados suelen aumentar la cantidad de la deuda a cifras muy elevadas.

Los préstamos personales está contemplados en los Acuerdos Extrajudiciales de Pagos con quitas de, aproximadamente, el 30%.

La mayoría de los clientes que recibimos tienen este tipo de deudas, por lo que es muy común lidiar con ellas.

Hemos visto préstamos desde 1.000 y 3.000€ hasta cantidades como 36.000€, depende del caso se han conseguido quitas del 60% o del 50%, entre otras.

Es decir, los préstamos de 3.000€ se quedarían en 1.200€ (60%), y el préstamo de 36.000€ terminó dentro de un Acuerdo Extrajudicial de Pagos, que con una quita del 50% se pagaron 18.000€ en 5 años.

Deudas públicas

Las deudas con Hacienda o con la Seguridad Social son las más complicadas de solventar, debido a que las entidades públicas se toman muy en serio sus funciones recaudatorias, por lo que no suelen dejar que las deudas prescriban y los acuerdos son poco sustanciales.

Es decir, es complicado pero no imposible. Estas deudas se cancelan mediante la normativa propia de las entidades que puede ser un fraccionamiento o un aplazamiento, es decir, no se condonan ni se perdonan. En su defecto al final de concurso estas deudas pueden verse arrastradas por el resto de deudas y conseguir quitas del 50%.

Un ejemplo de ello lo tenemos en uno de nuestros casos, en el que el cliente debía más de 3.000€ a la Hacienda Pública y se vio arrastrada por el resto de deudas, consiguiendo una quita del 50% a pagar en dos años.

Tarjetas revolving

Las tarjetas revolving son una tarjetas de crédito al consumo que funcionan facilitando el dinero al usuario cuando lo necesita y cobrando la cantidad al final del mes.

Por desgracia, como a veces no se puede satisfacer el pago, los usuarios deciden aplazarlo con intereses muy altos, lo que genera que los clientes paguen hasta un 300 o 400% más de la cantidad original.

Como explicamos en otro de nuestros blogs esto se considera usura y el contrato se da por nulo, saldando la deuda.

Microcréditos

Los microcréditos son pequeños prestamos que se conceden sin condiciones pero que tienen unos intereses muy elevados, en algunos casos pueden considerarse usura.

Por ello, cuando no se es capaz de devolver el dinero en el plazo establecido los intereses generan una deuda incoherente y muy elevada. Estos créditos tienen la misma solución que los préstamos personales o en su defecto, las tarjetas revolving.

Como en los préstamos personales, los microcréditos son en muchas ocasiones los causantes de las situaciones de endeudamiento extremas de nuestros clientes, y tenemos ejemplos en casi todos nuestros casos.

Normalmente se consiguen unas quitas parecidas a las de los préstamos, pues se aplica la misma en todo el acuerdo.

Como se puede ver hay solución para todos los casos, pero cada caso es diferente. Las deudas comunes tienen solución, por ello, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que estudiemos tu caso.

Puedes hacerlo rellenando el formulario.

Deudas comunes que se pueden cancelar