¿Qué tipos de deudas podemos solventar?

Las deudas pueden ser una carga muy pesada si no son solventadas cuanto antes. Las facturas aumentan, los pagos y los intereses siguen creciendo y poco a poco un par de deudas mínimas se pueden acumular en un problema que necesite ayuda legal para resolverlo. Por eso, nuestro artículo: ¿Qué tipos de deudas podemos solventar? puede ayudarte.

Conocer el tipo de deudas más comunes puede ayudarte no solo a evitarlas, sino también a saber con cual de ellas podemos ayudarte usando la Ley de la Segunda Oportunidad.

Deudas Hipotecarias

En muchos casos, cuando las personas tienen que afrontar pagos muy elevados (como comprar un coche o una casa) deciden pedir un préstamo a una entidad bancaria. Ese dinero prestado, al cual se le llama hipoteca, se convierte en una deuda que hay que pagar. Estas deudas se consideran Deudas Cobrables.

Una deuda cobrable es una inversión que crecerá en valor o generará ingresos a largo plazo. Es una inversión, y ya que el valor de las casas suele aumentar con el tiempo, puedes ganar dinero cuando decidas venderla. Las hipotecas generalmente tienen bajos intereses y en algunos casos son deducibles de impuestos en España.

Deudas por Préstamos Personales

Un préstamo personal es una operación mediante la cual la entidad financiera pone a disposición del cliente una determinada cantidad de dinero, estipulada previamente, mediante un contrato con el que dicho cliente adquiere la obligación de devolver el dinero en un tiempo delimitado. 

Una deuda por préstamos personales ocurre cuando la persona no consigue devolver el dinero prestado en el tiempo estipulado en el contrato, esto puede llevar a intereses, cargos adicionales y otros problemas que solo aumentan la cantidad adeudada.

Microcréditos

El microcrédito en España son pequeños préstamos que se conceden a las personas con un reducido nivel de recursos económicos, es decir, a aquellas que carecen de las garantías suficientes para acceder al sistema bancario tradicional, pero que tienen capacidad emprendedora. Los recursos económicos así obtenidos por los beneficiarios han de destinarse a la puesta en marcha de pequeñas empresas, generándose, por tanto, autoempleo.

Normalmente se concede un tiempo para devolver estos microcréditos pero en algunos casos el emprendedor no es capaz de devolver a tiempo el dinero, por lo que se genera una deuda.

Deudas con Hacienda

Una deuda con Hacienda o deuda tributaria es aquella en la cual se debe dinero a Hacienda. La propia Ley General Tributaria define el concepto de deuda tributaria. El artículo 58.1 dice que “estará constituida por la cuota o cantidad a ingresar que resulte de la obligación tributaria principal o de las obligaciones de realizar pagos a cuenta”.

Por lo tanto, nos encontramos con dos tipos de supuestos. Por un lado, tenemos la cuota que hay que pagar como consecuencia de la obligación tributaria principal, que es la originada por la realización del hecho imponible. Pero, por otro, también son deudas tributarias las relacionadas con los pagos a cuenta, es decir, retencionespagos fraccionados o ingresos a cuenta.

Tenemos un artículo completo sobre como solventar tus deudas con Hacienda aquí.

Deudas con la Seguridad Social

Una deuda con la seguridad social ocurre en casos como impago de cuotas de autónomo, impago de los seguros sociales de tus empleados, u otras obligaciones con la Seguridad Social en el plazo establecido, la Tesorería General de la Seguridad Social pondrá en marcha la recaudación por la vía ejecutiva

En resumen, esto supondrá que la seguridad social imponga recargos e intereses de demora.

A la deuda, tendrás que sumarle los recargos correspondientes:

  • Un 10% si pagas en el transcurso del mes siguiente a la finalización del plazo; 
  • Un 20% si has presentado los documentos de cotización pero pagas fuera de plazo o si has pagado dentro de plazo pero no has presentado la documentación;
  • Un 35% si no has pagado ni presentado los documentos en plazo. 

Y además, se generarán intereses de demora sobre la deuda y sobre los recargos.

Otro tipo de Deudas

Nuestro equipo también puede ayudarte a solventar deudas debido a Financiaciones, Multas y deudas con terceros. Una de las ventajas de Solventa Tu Deuda es la facilidad que ofrecemos para realizar pagos mientras que conseguimos reducir o incluso cancelar por completo tus deudas.

Además, nuestro equipo siempre va a estar presente en persona durante el proceso, asegurándonos que el cliente no estará solo y tendrá asesoramiento completo en cada caso. Si aún piensas, ¿qué tipo de deudas podemos solventar? La respuesta es distinta para cada cliente, pero sin duda podemos solventar el máximo de deudas posible.

Si alguna de estas deudas suena cercana a ti, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Si te ha gustado nuestro artículo ¿Qué tipos de deudas podemos solventar? entonces deberías echar un ojo a nuestro blog, el cual puedes encontrar aquí