Cancelación de deudas: ¿Qué es?

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece la oportunidad en algunos casos de cancelar las deudas. En Solventa tu deuda, intentamos conseguir esa cancelación total o, al menos, parcial de las deudas, con el fin de que nuestros clientes puedan disfrutar de una situación económica mejor.

La cancelación de deudas es el proceso por el que se eliminan las deudas existentes, con el fin de que ambas partes (deudor y acreedor), puedan alcanzar objetivos beneficiosos.

Para el deudor, cancelar deudas puede suponer un replanteamiento del plan de pagos en cuotas asumibles y recuperar una viabilidad económica, con la que mejorar en su calidad de vida.

Para el acreedor, la cancelación de deudas puede ofrecer distintas contraprestaciones o un plan de pagos, con el que se recupere parte o todo el dinero adeudado, aunque sea en un plazo de tiempo más largo.

Situaciones en las que puede producirse una cancelación de deudas

La cancelación de deudas puede solicitarse en múltiples situaciones con éxito. Estas son algunas de las más frecuentes:

  • Cuando hay alguna irregularidad en el contrato de financiación o se ha infringido la ley por parte del acreedor.
  • Cuando el deudor se ve incapaz de asumir económicamente sus deudas y solicita, por ejemplo, acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.
  • Cuando se buscan soluciones alternativas al cierre de una empresa o a un concurso de acreedores.

Tipos de cancelación de deudas

La cancelación de deudas puede clasificarse en distintas tipologías. La más básica es la distinción entre lo que abarca el acuerdo.

Así encontramos estas dos modalidades:

  • Cancelación de deudas total: Acuerdo por el que se asume la cancelación completa de las deudas, liberando al deudor de devolver el dinero restante.
  • Cancelación de deudas parcial: Reducción de la cantidad adeudada, normalmente asociada a un replanteamiento del plan de pagos, que sea asumible para el deudor.

Por otro lado, encontramos las deudas clasificadas por el tipo de deuda que se ha contraído, principalmente en relación a la naturaleza de la misma:

Consecuencias de cancelar deudas

Cancelar deudas ofrece consecuencias positivas para el deudor, pero también puede tener algunos puntos de interés o incluso contraproducentes, en cuanto al futuro de sus opciones económicas.

Por un lado, las ventajas de cancelar deudas son evidentes:

  • Desahogo económico para el deudor.
  • Mayor flexibilidad en la devolución, si se replantea el plan de pagos.
  • Devolución por deudas injustas por sentencia judicial.
  • Posibilidad de evolucionar de forma positiva a nivel económico.
  • Preservar bienes inmuebles y materiales en lugar del embargo.
  • Buscar viabilidad para continuar con una empresa o negocio en activo.

En el lado negativo, cancelar deudas, dependiendo de qué tipo de negociación se obtenga, puede dañar el historial financiero del deudor. Esto supondrá mayores dificultades en el caso de que en el futuro solicite algún tipo de financiación.

Tips para evitar la cancelación de deudas

Si quieres evitar tener que llegar a solicitar una cancelación de deudas, estos son algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Organiza bien tus gastos, equitativamente a tu solvencia económica.
  • Evita inversiones de alto riesgo.
  • Busca asesoramiento profesional especializado, antes de cualquier inversión.
  • No acumules múltiples deudas al mismo tiempo. Es preferible en casos graves reunificar deudas.
  • Rechaza cláusulas abusivas o intereses desorbitados.

Nosotros podemos ayudarte. En Solventa tu deuda somos especialistas en asesoramiento legal y económico, ante posibles contratos poco transparentes o situaciones de sobreendeudamiento.