Las deudas generadas por las herencias

Una herencia tiene muchos elementos a tener en cuenta y uno de ellos que no es posible obviar es el de las deudas vinculadas, en caso de que existan.

¿Qué deudas se heredan?

Una duda frecuente entre los herederos es si deben aceptar las deudas como parte de la herencia.

La respuesta rápida es que sí, el heredero o herederos aceptan tanto los beneficios de la herencia como sus deudas.

No obstante, vale la pena destacar el hecho de que esta aceptación de la herencia es opcional. Es decir que un heredero puede negarse a aceptar la herencia, en cuyo caso, las deudas relacionadas se extinguen con el fallecimiento del deudor y no es posible reclamar a los herederos parte alguna de la misma.

Ahora bien, esta decisión tiene ciertas particularidades a tener en cuenta:

  • Es una decisión totalitaria, es decir que no se puede aceptar parcialmente la herencia y sus deudas. O se acepta todo al 100% o se rechaza por completo.
  • Es una decisión definitiva, luego no es posible volverse atrás, se haya tomado la decisión que sea.
  • Es una decisión individual para cada heredero, es decir que un heredero puede negarse, pero el resto aceptarlo, con las correspondientes responsabilidades y beneficios.

Por tanto, es importante analizar bien la decisión ante una herencia. Si las deudas superan los beneficios que se obtienen de ella, es lógico rechazarla.

Pero también es necesario asumir que no solo se aceptan las deudas existentes, sino también las futuras que puedan aparecer relacionadas con el fallecido.

Para evitar situaciones de endeudamiento que motiven la solicitud de la Ley de Segunda Oportunidad, lo mejor es analizar bien cada situación y contar con asesores profesionales, que ayuden en la decisión.

¿Cómo pagar las deudas heredadas?

Las deudas heredadas se reparten entre los herederos de forma proporcional.

Por tanto, si un heredero recibe un tercio de la herencia, también recibe un tercio de las deudas y así equitativamente. Las deudas se reparten en cuotas en base a la cantidad que ha heredado esa persona.

En la modalidad de herencia a beneficio de inventario, estas deudas se van asumiendo, según el orden de petición que cursen los acreedores.

En otro tipo de deudas, como las relacionadas con la Seguridad Social, la institución se pone en contacto con los herederos para solicitar su devolución.

¿Si no hay un testamento se heredan las deudas?

Los testamentos tienen un gran papel con respecto a las deudas en herencia, porque es posible derivarlas de la forma proporcional que se desee.

Es decir que, en lugar de ser equitativas en su distribución, pueden ser vinculadas a uno de los herederos.

Sin embargo, si no hay un testamento, los deudas se heredan de forma igualitaria entre todos los herederos.

Herencia a beneficio de inventario, ¿qué es?

Una forma de aceptar la herencia es a beneficio de inventario. Con esta modalidad, los herederos responden a las deudas con los bienes de la propia herencia y el patrimonio sobrante, en caso de que haya, se reparte entre todos.