Juicio monitorio: ¿Qué es?

Juicio monitorio: ¿Qué es?

Consiste en un proceso judicial para el requerimiento o reclamación de una deuda.

Los requisitos para poder solicitar un juicio monitorio es que la deuda tenga las siguientes características:

  • Determinada
  • Dineraria
  • Exigible
  • Líquida
  • Vencida

Sin embargo, no hay límite de importe. Es posible solicitar la reclamación de una deuda, independientemente de la cantidad que se deba. Por eso es un proceso que está disponible en general para todos los acreedores que quieran aprovecharlo.

¿En qué consiste el juicio monitorio?

El juicio monitorio se divide principalmente en dos fases.

En la primera fase se realiza la petición por parte del acreedor de la deuda existente.

En esta fase se identifica al deudor, el domicilio de cada parte, el origen de la deuda, el importe total y documentos que puedan acreditar esta petición.

En la segunda fase de un juicio monitorio se procede al requerimiento de pago, si el Juzgado lo considera válido.

A partir de aquí, el deudor tiene 3 opciones:

  • Pagar la deuda.
  • No pagar la deuda.
  • Oponerse a la petición del monitorio.

También existe la posibilidad de que no se localice al deudor. En el caso, por ejemplo, de que se encuentre en otro partido judicial o no se le encuentre finalmente, el juicio monitorio termina archivándose.

¿Qué pasa si no me presento al juicio monitorio?

En el caso de que no te presentes al juicio, se procede a la ejecución de la cantidad que se identifique adeudada. Normalmente esta ejecución se realiza mediante embargo ya sea de bienes, de la nómina del deudor, de vehículos que tenga en posesión o incluso directamente de su cuenta corriente.

Por este motivo siempre es recomendable presentarse al juicio monitorio y acompañado de abogados profesionales, que puedan asesorar en cada paso a dar.

¿Cuánto tiempo tarda en salir el proceso monitorio?

Desde que se solicita un juicio monitorio, pueden tardar aproximadamente 7 meses, hasta que se resuelve completamente. Tiene que pasar por todas las fases, localizar al deudor, tramitar la documentación y celebrar el juicio.

Además, una vez localizado el demandado, tiene un plazo de 20 días naturales para contestar a la demanda si lo considera óptimo.

¿Dónde se presenta la demanda del juicio monitorio?

La demanda puede presentarse en el Juzgado de Primera Instancia, del domicilio en el que reside la persona que es deudora, es decir, quien debe el importe.

En el caso de que esta información se desconozca, debe presentarse allí donde pudiera ser localizada en caso de requerimiento.

El riesgo que tiene este proceso es que, en caso de no localizar ningún domicilio del deudor, el procedimiento monitorio se archivará.

Si hay buena relación con el deudor (o incluso a la inversa, con el acreedor), es quizás una buena opción plantear alternativas como la Ley de Segunda Oportunidad, que ofrece la oportunidad de reducir y/o replantear el plan de pagos de la deuda, para que aunque sea a un período más amplio, al menos se pueda satisfacer sin problemas.